LO ÚLTIMOPOLITICA

CAPITÁN DEL BUQUE ASEGURÓ QUE REPSOL LE MINTIÓ AL DECIRLE QUE TENÍAN TODO CONTROLADO [VIDEO]

Repsol ha cometido una serie de irregularidades desde que sucedió el vertido de crudo de petróleo el 15 de enero, en el Terminal Multiboyas Nº 2, de acuerdo a lo que informó Giácomo Pisani, capitán del buque tanque Mare Doricum.

A lo largo de una entrevista producida en la misma embarcación junto a una comitiva de ministros, Pisani indicó que desde el primer momento había detectado que Repsol no actuó de manera diligente respecto a la fuga del petróleo que se registró en su infraestructura que recibía la descarga del tanquero Mare Doricum.

En dicha entrevista estuvieron presentes: Rubén Ramírez, ministro de Medio Ambiente; Roberto Sánchez, ministro de Comercio Exterior y Turismo; y Jorge Luis Prado, ministro de la Producción.

Para sustentar su declaración ante nuestras autoridades, el capitán Pisani mostró documentos que acreditaban su relato de lo sucedido, los mismo que fueron develados por el diario español El País y el diario peruano La República.

El mismo 15 de enero, Pisani reportó la conducta dudosa de los responsables de Repsol que administran actualmente la refinería La Pampilla, ubicada en Ventanilla. Pisani anotó claramente que dicha empresa le mintió al comunicarle que habían dominado esa situación; más tarde, se dio cuenta que lo que Repsol había sostenido no era cierto, porque las acciones adoptadas por la compañía no fueron las adecuadas.

Asimismo, señaló que, de acuerdo al equipo de representantes de Repsol, la contaminación producida en la terminal Multiboyas N.º 2 había sido controlada por medio de su equipo anticontaminación, pero lograron observar que la barrera de contención de petróleo no tenía la suficiente extensión para cubrir toda la longitud de su embarcación.

La versión de Pisani contradice lo que sostuvo Repsol en repetidos comunicados, en los que aseveró que desplegaron todos los equipos adecuados y necesarios para atenuar el derrame desde el momento en que se conocieron los hechos.

El capitán del buque precisó también que la terminal no le dio el informe con las cantidades descargadas de petróleo, por lo que no pudieron conocer la magnitud del derrame.

Repsol tampoco le habría proporcionado la hoja con las horas del proceso de descarga de los 987.672 barriles que el Mare Doricum había traído desde el puerto de Sao Sebastiao, ubicado en Sao Paulo – Brasil.

El 16 de enero, Pisani reportó que el Mare Doricum no había recibido información acerca de la cantidad de petróleo que recibió la terminal de Repsol, ni la hoja de horas de descarga de petróleo de dicha terminal.

El mismo 16 de enero, el capitán Pisani entregó su protesta, porque el personal de La Pampilla se negó a recibir su versión de los incidentes. Aparentemente, Repsol quiso atribuirle este incidente al buque tanque, por haberse acercado demasiado al Terminal Multiboyas N.º 2.

Pisani protestó porque el representante de la terminal Repsol se negó a firmar su carta de protesta que indicaba que rechazaba la carta de protesta de Repsol, porque el buque no avanzó y jamás tocó la boya de señalización del PLEM, equipo de recolección y distribución submarina que posibilitan el paso de hidrocarburos para su recepción o despacho; para confirmarlo podían consultar las declaraciones realizadas por los testigos.

Y para acabar de tirar por tierra la versión de Repsol de que un presunto anómalo oleaje provocó la rotura de 02 válvulas del Terminal Multiboyas Nº 2, como apuntó el director ejecutivo, Jaime Fernández-Cuesta Luca de Tena, Giácomo Pisani aseguró que el 15 de enero el mar al frente de Ventanilla estuvo tranquilo y no se presentaron corrientes fuera de lo común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba